lunes, 24 de agosto de 2015

Post-it! #077

La Pregunta:
¿Por qué en la ficha no aparecen los datos de la editorial pero sí el número de páginas?

Sé que la práctica común de cualquier página o blog dedicado a la literatura, sobre todo a las reseñas y críticas de opinión es aportar entre otros los datos relativos a la editorial como el nombre o el ISBN, sin embargo yo cuando diseñé la plantilla de las reseñas omití deliberadamente estos datos de forma consciente, y todo ello por varias razones.

La primera es que para mi siempre ha sido más importante el texto de un libro que cualquier otra consideración, incluidas entre ellas la editorial e incluso en ocasiones el propio autor.

En segundo lugar, es un dato fácilmente encontrable en internet; y si alguien está leyendo mis reseñas seguro que puede dedicar medio minuto a buscar esos datos en caso de que le interesen sobremanera. En caso de que no tenga conexión (???) siempre puede acercarse a una librería y tan sólo con el título o con el título y autor seguro que el librero puede encontrar o encargarte ese ejemplar sin problemas.

La tercera razón obedece - en parte- a la practicidad, ya que me detuve a pensar qué pasa con esos libros que tienen mil y una ediciones, incluso en diversos sellos o editoriales. Generalmente suelen ser clásicos que llevan editándose años y que tienen ediciones para todos los gustos, anotadas, educativas, más o menos fieles al original según sea su traducción, con portadas "bonitas", con portadas "feas"…
Y dado que este es un blog en el que reflejo mi opinión acerca de una obra y no es un catálogo de biblioteca no considero que sea un dato necesario.

Además pocas son las editoriales que se merezcan un reconocimiento por su trato a la obra o a la edición; y en caso de que así fuere (tanto positiva como negativamente) ya me encargo de resaltarlo en el cuerpo de la crítica.

Por otra parte el número de páginas, aunque es un dato muy relativo ya que depende de la edición y ya si hablamos de ebooks se convierte en un dato meramente anecdótico sí lo incluyo ya que puede darnos una idea aproximada (e irreal) de cuanto se puede tardar en leerlo. En verdad tampoco es un dato en el que suela fijarme o condicionar mis lecturas en base a él; pero sé que hay mucha gente que lo hace. Sobre todo si se tratan de libros con más de 500 páginas.
Personalmente yo no termino de entender eso y digo #StopGordofobiaLectora  porque la extensión de un libro no tiene que ver con lo denso de su mensaje o con lo farragoso de su léxico.

¿Vosotros o dejáis influir por el número de páginas de un libro? ¿Os parece que conocer quién es la editorial aporta algún dato relevante?

Ahora mismo tan sólo podría poner como ejemplos de calidad a un par de editoriales nada más, ¿y tú?


*****

La cita:
(…) se consoló pensando que no podría ser feliz con alguien cuyas ambiciones eran disfrutar de una vida tranquila entre sus libros y sus amigos. No. Ella aspiraba realmente a tener mucho dinero y, con el tiempo, mucho poder.
Como mucha gente, solo que ella tenía la honestidad de reconocerlo.


Crímenes exquisitos (Nieves Abarca y Vicente Garrido)


miércoles, 19 de agosto de 2015

Hombres buenos (Arturo Pérez-Reverte)




Título: Hombres buenos.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.
Páginas: 583.
Género: Novela (Histórica).

¡Hola viajeros del tiempo!

Hoy me toca hablaros de un título que me ha dejado con una mezcla de sensaciones y aún no sé muy bien cómo cerrar del todo mis impresiones.

En primer lugar esta no es la primera novela que leo de Arturo Pérez-Reverte ni mucho menos, y aunque lo contovertido de su vida y sus columnas de opinión - con las que suelo estar mayoritariamente de acuerdo- tampoco he leído toda su obra, si bien sí que me decanto por sus novelas históricas del Siglo de Oro, o del de las Luces, como en ésta última; ya que los pocos escritos que he leído de ambientación actual no me han gustado tanto.

Pero cuando vi este libro, su título y su portada me hicieron querer leerlo. Así que me lancé por él, sin haber leído la sipnosis siquiera y sin saber qué me esperaba dentro.


Sipnosis:
A finales del siglo XVIII, cuando dos miembros de la Real Academia Española, el bibliotecario don Hermógenes Molina y el almirante don Pedro Zárate, recibieron de sus compañeros el encargo de viajar a París para conseguir de forma casi clandestina los 28 volúmenes de la Encyclopédie de D’Alembert y Diderot, que estaba prohibida en España, nadie podía sospechar que los dos académicos iban a enfrentarse a una peligrosa sucesión de intrigas, a un viaje de incertidumbres y sobresaltos que los llevaría, por caminos infestados de bandoleros e incómodas ventas y posadas, desde el Madrid ilustrado de Carlos III al París de los cafés, los salones, las tertulias filosóficas, la vida libertina y las agitaciones políticas en vísperas de la Revolución francesa.

Basada en hechos y personajes reales, documentada con extremo rigor, conmovedora y fascinante en cada página, Hombres buenos narra la heroica aventura de quienes, orientados por las luces de la Razón, quisieron cambiar el mundo con libros, cuando el futuro arrinconaba las viejas ideas y el ansia de libertad hacía tambalearse tronos y mundos establecidos.

Sí que es cierto que he tardado una eternidad en leerlo y eso no ha sido culpa de la narrativa ni de la trama, si no que como ya conté se me cruzó la saga de Forastera por medio y lo dejé congelado.
A pesar de que es un libro que conjuga muy bien la novela de aventuras y la filosófica no se hace para nada pesada y pude continuar con las andanzas de Don Pedro Zárate y Don Hermógenes Molina tal como si lo hubiese dejado el día anterior.

Lo que si que no me esperaba para nada fueron dos puntos. El primero y más importante es que estamos más que ante una novela histórica ante una novelización de un hecho histórico tal y como nos explica el narrador desde el inicio. Ésta es la historia tal como pudo haber sido. Pero también Pérez-Reverte juega con los lectores haciéndonos creer más de lo que es, ya que aunque el hecho relevante de la trama sí que es un hecho real, y hay gran cantidad de personajes históricos nuestros protagonistas son ficticios aunque nos sean presentados como reales y documentados. (Al igual que algunos otros personajes y datos.)

En segundo lugar, y ésto tiene un poco que ver con mi última frase es que la historia salta desde el pasado al presente y nos cuenta todo el proceso de elaboración de la novela, desde la idea, la documentación encontrada, la investigación de la ruta seguida por los protagonistas y el proceso de escritura de algunas de las escenas.
A decir verdad es con esto con lo que más sentimientos encontrados tengo, ya que por un lado los continuos incisos me sacaban del curso de acción, pero por otra parte aportan muchísimo a entender la propia novela, y que de estar separados en un apéndice o una segunda parte no funcionarían tan bien ni serían casi de interés.
Eso si, a destacar la novelización del principio donde Arturo saca a relucir su lado más cómico y con los que me lo pasé pipa.

Lo mejor del libro, sin duda y más que las propias andanzas hasta encontrar la preciada Encyclopédie son las conversaciones entre nuestros protagonistas, ya que si bien en lineas generales comparten una forma de ver el mundo tienen frecuentes opiniones encontradas cuando se centran en los matices. Como digo, la gran parte del texto es un toma y daca acerca del pensamiento del momento, tanto en lineas generales centradas en temas como la libertad, la educación, la ciencia y la religión también lo hacen poniendo el centro de mira en España, y ya sea por retratar la realidad de los académicos, bien por compararlo con otros países como Francia o Inglaterra o apelar a los propios conceptos abstractos nos encontramos con un fiel reflejo de las distintas formas de pensar del Siglo de las Luces. Y que, en cierta forma poco han cambiado, o mejor dicho tan de actualidad se mantienen.

Sigo debatiéndome en si otorgarle un 3 o un 4 de nota, ya que es un libro que he disfrutado mucho y que creo que más que recomendable leer, pero que no me ha marcado tanto y que me ha descolocado un poco por la forma en la que está escrito. Pero sin duda hará las delicias de los amantes de la novela histórica, ya que el nivel de detalle está más que conseguido.






lunes, 17 de agosto de 2015

Post-it! #076

La Pregunta:
¿En qué me tengo que fijar si quiero comprarme un ereader?

Si ya habéis visto que las ventajas de un lector de libros electrónico sobrepasan las ventajas de tener un ejemplar en físico, o si os resulta más rentable para vuestra economía hacer una inversión para que a la larga os salgan los libros mucho más baratos y habéis decidido que queréis un lector pero no sabéis qué modelo escoger, seguid leyendo.

Antes de nada tenéis que tener muy claro lo que es un lector y lo que no. En el mercado hay muchos modelos con características diferentes; pero también hay dispositivos similares que no son un ereader, y si no tenéis mucha idea es posible que acabéis comprando una cosa que no necesitéis. Y no, no es por ponerme en lo peor, pero ya he visto que hay mucha gente que mezcla conceptos bien porque no sabe diferenciarlos o bien porque los ha visto mezclados en tiendas y artículos redactados por alguien que no sabe las diferencias o que directamente no le importan con tal de vender.

Un ereader tiene que tener una pantalla de cristal con tecnología de tinta electrónica. Ni más ni menos. (Y de momento se vé sólo en blanco y negro.) Todo lo que lleve una pantalla TFT o LCD y/o tenga color es un mp4 o una (mala) tablet haciéndose pasar por lo que no es. Recordad siempre, siempre el dispositivo tiene tecnología de tinta electrónica, bien sea Pearl o Carta.

Una vez con esto en mente ya podemos fijarnos en otras características que se adapten a nuestros gustos.

Como por ejemplo el tamaño, peso y tamaño de pantalla:
Por lo general los libros electrónicos suelen tener unas dimensiones muy parecidas, ya que la mayoría cuentan con tamaños de pantalla de 6". Ese tamaño es bastante óptimo para leer novelas de forma cómoda y ligera. Aún así hay unos pocos modelos en el mercado de 5" destinados a personas que deciden sacrificar un poco de comodidad en aras de la movilidad y otros más grandes en torno a las 9" o 10" para gente que prefiere leer cómics o manuales técnicos en .pdf. O que van a dedicar sus horas de lectura en casa exclusivamente.
Recordad que una de las ventajas del ebook es que el tamaño de letra es modificable, con lo cual con 6" se puede leer muy bien, ya que en caso de necesitarlo podéis aumentar o disminuir el tamaño de la fuente.
Unido a ésto hay que fijarse en la resolución de pantalla, pero tampoco es tan importante, ya que por lo general los modelos más nuevos suelen tener una buena resolución de 300ppp, pero el mío tiene 167ppp y sigue siendo muy cómodo para leer.

Tipo de lector / pantalla:
En éste caso me refiero a que, si bien la mayoría de modelos nuevos suelen ser de pantalla táctil, aún pueden encontrarse modelos que usan sólo botones físicos o híbridos que combinan botones físicos con tecnología táctil.
Como en el caso de los teléfonos móviles existen dos tipos de teconología táctil. Una es por infrarojos y otras son las capacitivas.
Las pantallas por infrarojos recogen los gestos antes de tocar la pantalla, por lo que ésta se ensucia menos; pero cualquier roce puede activar alguna función (paso de página, ir a la pantalla de inicio…); las capacitivas funcionan por toque, por lo que son más precisas.
La velocidad de refresco de la pantalla también es importante, y cuanto más rápido sea, mejor; en cuanto al blanco de página y el contraste de fuente lo mejor es que veáis por vosotros mismos si preferís un fondo blanco o tirando a beige o algo grisáceo.


Autonomía:
Una de las desventajas del libro electrónico es que necesita batería, y aunque es muy raro que pueda acabarse en mitad de un libro es algo que puede suceder. Por ésto es importante mirar que el dispositivo tenga cuanta más autonomía mejor y también estar vigilantes para ponerlo a cargar cuando corresponda. Si bien la batería apenas se consume cuando leemos, sí que su gasto se incrementa dependiendo de los extras del dispositivo que usemos. Así que, un consejo es elegir y utilizar el dispositivo sólo para leer. De todas formas cada carga de media dura bastante (entre tres y cuatro semanas en mi caso). Eso, si tened también en cuenta que la media en los modelos más nuevos está entre las dos y tres semanas; y que en modelos más viejos o con menos extras dura un par de semanas más.

Almacenamiento:
Dependiendo del modelo y fabricante encontraremos dispositivos con una capacidad de almacenamiento diferente. Y también encontraremos modelos que puedan ampliar esa memoria por medio de una tarjeta SD.

Mi consejo es que no os fijéis demasiado en este aspecto a no ser que queráis llevar cientos de libros en el lector, que además no es muy aconsejable, ya que puede ir mucho más lento a la hora de navegar por la biblioteca o de hacer búsquedas. Tampoco es aconsejable pasar muchos ebooks de golpe a la memoria, ya que el sistema necesita indexarlos.
Con aproximadamente 4GB (incluyendo capacidad real y S.O.) tendréis más que de sobra. Con esa cantidad se calcula que caben unos 3.000 libros. Mi consejo es que carguéis unos cuantos y el resto los almacenéis en vuestro pc o en la nube.
El tema de la SD hay gente que lo usa por practicidad, pero recordad que siempre podéis cargar los libros a vuestro lector por cable, o incluso por wi-fi.

Formatos:
Aunque en el mundo de los ebooks y ereaders hay multitud de formatos diferentes, en la práctica sólo hay 4 formatos en los cuales fijarse.
.epub es tomado como el formato standard, y aunque la gran mayoría de lectores los leen hay algunos fabricantes que no lo usan, por ejemplo Amazon.
.mobi (o .azw3) es el formato propietario de Amazon y el que leen los Kindles de forma standard.
.fb2 formato muy usado por algunos usuarios al haber sido el formato "rey" antes de la existencia del .epub
.pdf tan sólo recomendable si vais a usar un ereader de grandes dimensiones 9" o 10" y tan sólo si vais a leer manuales técnicos o cómics.
Como en todo, hay gente que prefiere cuantos más formatos, mejor; pero mi experiencia me dice que es mejor fijarnos en un sólo formato y usar un conversor - si es necesario- como Calibre para tener toda nuestra biblioteca uniforme.

Diccionarios, subrayados y notas:
Tal vez estas tres cosas os parezcan un extra o algo que no vayáis a usar a mi me parecen algo básico y os recomiendo que lo tengáis en cuenta a la hora de deciros por un modelo u otro.
Otra de las grandes ventajas de tener un ereader es poder consultar una palabra mientras leemos sin tener que salir del libro o teniendo la definición a un click de distancia. Por ello, es muy importante que incluya o deje instalar un diccionario en español, y que podáis tener tantos como gustéis.
También es aconsejable que podáis subrayar y tomar notas y exportarlas con facilidad.

Extras:
Aquí entramos en una serie de funcionalidades que podéis elegir más o menos "al gusto" tales como conexión a internet  (realmente no creo que haya ningún lector que no lo incluya) / 3G teniendo en cuenta que la navegación en estos dispositivos es lenta y sólo sirve para pequeñas consultas, principalmente de diccionarios on-line, wikipedia, correo, la tiendas para comprar un ebook al instante o bajarlo de la nube, y poco más.
Luz integrada con tecnología que no dañe la vista, reproductor de música/síntesis de voz para los melómanos, amantes de los audiolibros o personas con problemas visuales que necesiten escuchar un libro en vez de leerlo, resistencia al agua para aquellos que les guste leer en la playa o piscina. ¡O en la bañera!
También puede tener juegos como sudokus, damas, ajedrez… (mi recomendación personal es que no los tengan o no los uséis nunca para no distraeros de la lectura.)
Materiales, forma de agarre, fundas personalizables o con luz integrada, posición del botón de encendido, sistema de gestión y visualización de archivos y colecciones, capacidad para incluir más fuentes, posibilidad de compartir citas y pasajes en redes sociales, integración con goodreads, estadísticas y estimación de tiempos de lectura
Todo ello, sobre todo los extras hacen que el producto tenga un precio u otro; pero mi recomendación es que penséis en un lector de libros electrónicos como una inversión, no os compréis cualquier cosa con tal de que sea barato y pueda leer formatos electrónicos porque podéis lamentarlo en un futuro. Sobre todo teniendo en cuenta que hay ereaders muy básicos y competitivos por lo general por menos precio que el que suelen contar mp4 y tablets tan nefastas que "sólo sirven como ereader". Por ejemplo el kindle básico.

Espero que esta pequeña guía os haya servido si estáis pensando en dar el salto al digital o si tenéis que cambiar de modelo. Como colofón os recomiendo que si podéis, lo ideal es probar el lector por vosotros mismos, y si no buscad por internet en foros sobre todo si hay gente que tenga el modelo en el que estáis pensando y ver si están contentos con él, que os resalten los pros y contras y que podáis ver si suelen tener muchos fallos o problemas y cómo responde la compañía cuando es así.



*****

La cita:
»Los dioses mueren. Y cuando mueren de verdad nadie los llora ni los recuerda. Las ideas son más difíciles de matar que las personas, pero también se pueden eliminar, en definitiva. 

Ameican Gods (Neil Gaiman)

jueves, 13 de agosto de 2015

Escrito con la sangre de mi corazón (Diana Gabaldon)




Título: Escrito con la sangre de mi corazón
Autor: Diana Gabaldon.
Páginas: 1040.
Género: Novela (Romántica, Histórica).
Saga: Forastera #8 de ??

¡Hola viajeros del tiempo!

Con esta reseña queda concluida la maratón que he hecho de los libros publicados de Forastera y ahora toca ponerme a esperar un par de años a que sigan publicando títulos nuevos.

Quiero volver a agradecer públicamente a Cris de Ars longa vita brevis que me haya mostrado esta saga y la serie; ya que si no hubiese sido por ella lo más seguro es que no me hubiese fijado en esta saga y hubiese pensado que era un más de lo mismo, y nada más lejos de la verdad.

Os aconsejo no leer la sipnosis esta vez porque viene cargadita de spoilers.

Sipnosis:



Bueno, este libro ha sido con permiso de Forastera mi libro favorito de toda la saga. ¿Por qué? Pues porque tiene unos giros de guión bastante inesperados y las cosas se enredan, tensan y desenredan de forma magistral.

Además de eso, volvemos a disfrutar de lineas temporales paralelas, y en este tomo Diana se ha lucido, porque lo que ha hecho me ha encantado. Por fin le saca partido a los viajes en el tiempo.
Adicionalmente en este tomo hay conflictos que nos vuelven a poner nerviosos y hay acción a raudales. También es cierto que son muchos capítulos y muchos de ellos son pausados, pero incluso en esos hay cierta tensión que nos mantienen en vilo y deseando seguir leyendo para saber qué pasará y cómo saltará la liebre.

Por otra parte no sé si ha sido a fuerza de "convivir" con William o qué pero me he reconciliado mucho con ese personaje. Quizás ha sido su nueva trama, o tal vez que Diana le ha hecho madurar un poco; pero el caso es que sus capítulos y tramas no me han resultado tan tediosas como en Ecos del Pasado. De hecho, ha habido partes que esperaba. Y yo diría que hasta le estoy cogiendo algo de cariño y todo.

Como siempre el punto flojo para mi ha sido el conflicto bélico, pero en este libro incluso lo he encontrado más ameno, con más acción. Pero como digo lo mejor de todo ha sido ese ir y venir de información que propicia tantos enredos y situaciones incómodas para los personajes.
Amén de la trama con los personajes del s. XX

He de decir que a pesar de que deja bastantes cosas en el aire tiene un final, que aunque abierto puede cerrar la saga de forma bastante decente. Tal y como pasaba con Forastera, pero que Diana vaya a continuar la saga me alegra, sobretodo si mantiene el ritmo y las sorpresas que ha desplegado en este volumen.

Con respecto a la saga tengo sentimientos encontrados, y eso quizás lo he ido viendo a medida que hacía las reseñas. Tal vez es porque soy demasiado crítica o no sé, pero el caso es que soy consciente de que pueda parecer que los libros no me han dicho nada del otro mundo, pero en verdad esta es una saga que me ha gustado más como idea y como conjunto que desgranada libro a libro.

Si a los libros le pongo una media de tres estrellas a la saga completa le doy un cuatro - por el momento- porque tal vez el periodo histórico no sea de mi agrado, o porque el salto que hace de época y escenario al pasar del primer libro a los siguientes sea muy grande o incluso porque a medida que lees un libro pierdes ritmo o te sobran personajes, pero es llegar al final y ves que todo tiene un porqué, que todos tienen parte en la historia y que como saga familiar es increible a pesar de que no empatices con todos sus miembros. Tal vez eso nos deja claro, que los personajes tienen sus luces y sus sombras y su evolución; pero aún con todo, todo gira en torno al matrimonio de Jamie y Claire; a su amor y su forma de ver las cosas.
Creo que Diana ha sido bastante visionaria al tratar ciertos temas en Forastera, y también en la forma que tiene de escribir, abriendo y cerrando tramas que se conectan entrelazando libros; pero sobre todo en dar forma a una saga que se va expandiendo poco a poco en el tiempo y en los personajes que le dan forma.

No sé, me parecen unos libros que, por separado son bastante sencillos y amenos y como conjunto son intrincados y complejos, y que tal como decía Asimov en uno de sus cuentos - si mi memoria no me falla- la belleza es cuando el resultado es mayor que la suma de sus partes. Y así es cómo me siento con respecto a esta saga de novelas.






lunes, 10 de agosto de 2015

Post-it! #075

La Pregunta:
¿Cuáles son tus parejas de ficción favoritas y por qué?

Hace tiempo contesté una pregunta similar, y mi respuesta es bastante parecida. He intentado pensar un top 10, pero como sabéis no suelo leer  novela rosa y tampoco soy enamoradiza, así que después de mucho pensar he conseguido juntar a unas cuantas parejas que me encantan. Son menos de 10, pero más de 5, que no está mal. Sin orden de importancia aquí están mis parejas favoritas de la literatura.

En primer lugar tengo que nombrar a Cyllan y Tarod, de El señor del Tiempo. Tarod es uno de los pocos personajes que me han enamorado, y aún así el vínculo que tiene con Cyllan y lo mucho que me gusta hace que no pueda separarlos. Además de la aventura en la que se ven envueltos en la novela, su amor crece poco a poco y se basa en la lealtad. Así mismo hay miedo e incertidumbre; y sacrificio. Tienen partes muy duras y muchos obstáculos por delante, y lo mejor, que no es un amor  ni un romance pasteloso. Es lo que es, con sus circunstancias y su pureza; y su lado oscuro.

Buttercup y Wesley. En este caso el romance entre ellos es la excusa para una historia llena de acción y aventuras. Pero como todo dentro de La princesa prometida las cosas no son lo que parecen, y lo que nos es presentado como una historia de damisela en apuros, es un buen punto para el desarrollo de una historia de corte clásico, pero a la vez muy fresca y con un par de sorpresas.

Trión y Areshienne. Esta pareja es de mis favoritas. A pesar de que es un matrimonio con una importante diferencia de edad vemos en los monarcas de Bakán un cariño que hace que te derritas literalmente. Son una pareja envidiable. Enamorados y que soportan cada uno las cargas del otro, que se sustentan en cualquier condición cariño mediante. Ver su comportamiento en privado es tan tierno que me deja sin palabras. Ojalá todas las relaciones fuese así y soportasen las cargas cotidianas y el paso del tiempo con esa entereza.

Cordelia y Aral Vorkosigan, los padres de Miles Vorkosigan de la saga que lleva el nombre de su hijo. Son una pareja encantadora, y pese a que son personajes secundarios de la saga han conseguido protagonizar sus propios libros. El primero de ellos, cuando se conocen. Es un amor basado en el respeto y la admiración que sienten el uno por el otro y eso que no se conocen en las mejores circunstancias posibles. Su valentía y determinación son las impulsoras de una serie de novelas imprescindibles.

Chani y Paul Atreides. Si bien Dune no es una historia romántica hay amor por todas partes, incluso el matrimonio formado por Jessica y Leto Atreides es envidiable y también me gusta mucho, Paul y Chani tienen una sintonía y un entendimiento preciosos. Pocas escenas románticas hay, pero la esencia está ahí. Y el final es de lo más romántico que he leído en mi vida.

Jamie Fraser y Claire de Forastera. Bueno, si; vale, esto es trampa y de las gordas. De hecho como pareja no me gustan nada, porque Claire no me gusta mucho y menos para Jamie. Pero es que es ver cómo él la trata y lo que le dice que bueno, ¿porqué no? ¿Quién no quiere estar en el lugar de Claire?
Aún así y además de ser un romance basado en el deseo carnal, también lo es por basarse en la protección del otro y en la entrega. ¿Para qué elegir si puedes tenerlo todo?

Tistán e Isolda (Iseo). Máximos exponentes del amor romántico y trágico. Por favor, ¡que alguien le explique al mundo que son ellos y no Romeo y Julieta!

Por último me repito hablando de Will Laurence y Temerario, de la saga del mismo nombre de Naomi Novik,  que si bien no son una pareja romántica tienen mucha química y se tienen mucho cariño además de un vínculo muy especial. ¡Y me encantan!



*****

La cita:
Si los hombres viesen lo que hay debajo de la piel, como sucede en el caso del lince de Beocia, se estremecerían de horror al contemplar a la mujer. Toda esa gracia consiste en mucosidades y en sangre, en humores y en bilis.
***
Nada hay que ocupe y ate más el corazón que el amor.
El nombre de la Rosa (Umberto Eco)

lunes, 3 de agosto de 2015

Post-it! #074

La Pregunta:
¿Sueles fijarte en las estadísticas del blog, haces algo para mejorar tu SEO? (Parte II: publicitar y las redes sociales)

La semana pasada hablábamos de los consejos y herramientas más básicos en los que fijarnos si queremos seguir la evolución de nuestros blogs.
Esta semana vamos a hablar acerca de cómo publicitar y en dónde, para intentar que nuestro blog tenga mayor relevancia; porque por mucho que nos duela, si tenemos un blog que no lo conoce nadie, que no lo lee nadie, da igual que tenga el mejor contenido del mundo; porque es invisible.

La primera regla es no hacer spam. No es lo mismo publicitar por medios y canales adecuados que bombardear a mansalva.
Construir relaciones con otros blogueros en sus blogs y en sus/tus redes sociales es lo primordial para que te des a conocer; pero mantén el spam y la insistencia fuera.

A decir verdad hay dos posturas con respecto a las redes sociales. La primera es que necesitas presencia en todas, cuantas más uses; mejor. La otra, la contraria, centrarte en una o dos nada más. ¿Por qué? Pues porque para los primeros cuanto más publicites tu contenido y tu blog más gente vendrá a tu sitio, para los segundos porque hacer eso sólo es un gasto de energía y equivale a predicar en el desierto, ya que haces el contenido redundante y puedes cansar a tu audiencia.
La verdad es que si hay tal diversidad de pensamiento es porque a unos les funciona un método y a otros, otro.

En verdad, yo con el blog tengo varios perfiles en redes que uso, y que suelo usar no sólo para publicitar el blog, si no también para mantener una puerta de contacto abierta.

Redes sociales generalistas:

Facebook: A día de hoy sigue siendo la red social por excelencia. Poca gente queda sin un perfil en Facebook (luego que se uso o no ya es otro cantar). A priori no os recomendaría que os hicieseis una cuenta o página para publicitar el blog porque el crecimiento dentro de la plataforma es muy lento y las publicaciones de facebook cada vez llegan a menos seguidores; lo cual hace que casi no llegue audiencia al blog. Sí que es una buena idea tenerlo como perfil para informaros de las novedades del sector y participar en concursos; pero a día de hoy tener una fanpage en facebook es como no tener nada.

Twitter: Para mi, la mejor red social. Tiene un enfoque más personalizable y flexible en cuanto a uso que facebook. En mi caso abrí una cuenta para el blog independientemente de la mia personal y he acabado usando más la del blog. Twitter es una excelente red para seguir y conversar con otros lectores y booktubers y de paso publicitar tu blog, además de que realmente se llega a conocer mejor a los administradores y redactores que estamos detrás del blog. Es una red que puede llegar a ser muy personal pero de manera extrovertida.

Redes sociales de lectura:

En estos últimos años han aparecido cantidad de ellas. Una de las primeras y más famosas es Goodreads. Yo la uso de forma tanto personal para marcar los libros que he leído y los que quiero leer como para publicitar las reseñas del blog. No suelo relacionarme con otros usuarios por lo general, aunque es una red que permite tanto la interacción a nivel personal o participando en foros y discusiones o no tener interacción con otros usuarios y usarlo a modo de registro y base de datos.

Si para vosotros el inglés es un problema hay muchas alternativas: Anoobi, Lectorati, Biblioeteca, Libripedia… seguro que me dejo muchas.

Foros literarios:

Otra opción para publicitar nuestro blog y de relacionarnos con otros lectores es acudir a un blog de temática literaria; aunque casi todos los blogs sean de la temática que sean suelen tener un subforo dedicado a la literatura. Mi consejo es que dentro de los foros os limitéis a dejar la dirección del blog en la firma o en el perfil según las reglas del foro en cuestión y no sacar a relucir el tema. En este caso la publicidad pasiva es la mejor; al igual que cuando comentas en un blog. Tu usuario está enlazado a tu blog y dejar el enlace está peor visto; pasa lo mismo en los foros. Si la gente tiene interés ya pinchará el link por voluntad propia.
Os podría dejar una lista interminable de foros relacionados con la literatura y con la literatura en digital, pero para poner sólo un ejemplo citaré unos pocos.

Forokd: No se habla sólo de literatura, si no que está pensado para los usuarios de un kindle, y en menos medida de cualquier otro e-reader. De ahí he sacado muy buenas recomendaciones de lecturas y muchos consejos a la hora de usar y personalizar el lector. Suelen organizar lecturas conjuntas.

Compartelibros: A decir verdad es más una base de datos más parecida a Goodreads, pero si te registras (mediante invitación) tiene una parte de foro muy activo donde hay retos de lectura, clubs de lectura, lecturas conjuntas y en general mucho movimiento relacionado con la literatura.
Antes de que lo preguntéis: no, no tengo invitaciones.

Epublibre: Otra comunidad en la que se habla mucho de libros y tienen club de lectura mensual.

Otro tipo de redes sociales:

En general cualquier otro medio es también válido para promocionar el blog y sus entradas; pero intenta darle un toque personal, conecta con la gente; no te dediques a "vomitar" tu mensaje en el perfil de otras personas.

De un tiempo a esta parte parece que las "redes sociales" de preguntas entran dentro del tema, pero personalmente; -y aunque tengo un perfil para el blog en ask que me hice para que pudiéseis dejarme preguntas para los post-it! parece ser que no es de vuestro agrado y está muy en desuso- no me suelen gustar. Si optáis por haceros una cuenta en ask o fromspring os aconsejo que no dejéis que os puedan hacer preguntas de forma anónima.

También desde hace poco está bastante de moda lo visual y redes de fotografía como Instagram o Flickr están demostrando ser muy buenas plataformas para compartir contenido y publicitar nuestros blogs con contenido adicional y también personal.

Con respecto a las herramientas para publicitar y administrar perfiles sociales yo en particular uso Hootsuite, que además de permitirme publicar el mismo contenido en facebook y twitter me permite dirigir el Feed del blog para que se publique en esas redes cada vez que se publica una entrada.
En verdad me gusta más la publicación que salía en twitter desde Feedburner, pero desde hace tiempo no puedo hacer que publique el feed en la cuenta de @marKapaginas y además no publica en facebook.
Eso sí feedburner se ocupa de enviar las entradas al correo de los subscriptores y a otros agregadores de contenido como Feedly o Bloglovin.

También uso metricool, de la que ya os hablé la semana pasada; ya que además de mostrarnos las estadísticas del blog y las visitas nos premite programar tweets y publicaciones en facebook.

Espero que este pequeño repaso os haya servido para descubrir algunas redes o herramientas de vuestro interés y que os ayuden a relacionaros dentro de la comunidad de blogueros literarios y a que hagáis más conocido vuestro blog; pero tened en cuenta las dos reglas de oro:
1º El contenido de vuestro blog es lo más importante
2º Relacionaros y publicitad vuestro trabajo; pero no caigáis en el spam ni en prácticas deshonestas para hacer crecer vuestro blog.

*****

La cita:
Y, sin embargo, el pasado, alterable por su misma naturaleza, nunca había sido alterado. Todo lo que ahora era verdad, había sido verdad eternamente y lo seguiría siendo. Era muy sencillo. Lo único que se necesitaba era una interminable serie de victorias que cada persona debía lograr sobre su propia memoria. A esto le llamaban «control de la realidad».
1984 (George Orwell)