lunes, 25 de julio de 2016

Post-it! #115

La Pregunta:

¿Cuántos libros a la vez has leído?

Hace tiempo toqué el tema de leer más de un libro a la vez aqui, si lo recordáis decía que no suelo leer más de un libro a la vez, y cuando eso pasa suelo dejar uno de ellos "congelado" mientras me dedico en exclusiva al otro.

Pero, si me seguís en twitter, instagram, goodreads u os soléis pasar por la página de recuentos veréis que ahora mismo -y desde hace un tiempo- tengo 3 lecturas empezadas y por eso hoy vengo a hablar de mi experiencia con ellas.

Esta vez me propuse no dejar en el congelador a ninguno de los libros (y casi lo he podido cumplir), y digo casi porque uno de ellos lo tengo bastante abandonado.
En concreto estoy leyendo Templarios, Dangerous to Know & Love (en adelante DTK&L) y Atrapada en el tiempo. El que más me está costando de no dejar atrás, y como os digo lo tengo casi abandonado es Templarios, tal vez porque es el más diferente. Es no ficción, es un libro "de verdad" (de papel, vaya) y además es una colaboración editorial. ¡Ah y no lo he leído con anterioridad! En el caso de las novelas son las dos digitales y relecturas (Atrapada porque se trata de la edición corregida, ya que leí la edición censurada y mutilada, y DTK&L porque quería leerlo en su idioma original.) y las releo por placer. Tal vez esa sea la clave o tal vez lo sea porque estando las dos en el kindle puedo pasar de una a otra más fácilmente, o simplemente porque las dos son historias menos densas y ya conocidas por mi y se trata sólo de refrescar la memoria.

El caso es que este año quise probar este sistema porque nunca había leído de esta forma, pero creo que no voy a volver a repetir la experiencia ya que no me está gustando. No es por que mezcle las historias o porque me haya marcado un calendario rígido de lectura. Pero no termina de convencerme.

Como ya digo saltar entre las novelas no se me hace tan cuesta-arriba, pero en parte es porque dejo el e-reader preparado con la siguiente lectura, con lo que sólo es cogerlo y ponerme a leer. Coger Templarios se me hace más complicado.

Eso sin contar con el calor, este año me cuesta muchísimo ponerme a leer o a hacer cualquier cosa, lo único que me apetece es ponerme debajo del aire acondicionado con el móvil para pasar el rato. Y ya.

Además el tener tres libros empezados también me desmotiva mucho, como digo me cuesta repartir mi tiempo entre ellos, y además al tenerlos empezados desde hace tanto siento como si no avanzase con ninguno. Es una sensación extraña que lejos de animarme a acabarlos me hace pensar en que llevo demasiado con ellos y posponga aún más su lectura.

Y hasta aquí la entrada de hoy, que me he propuesto sacarla adelante como fuese, ya que como os digo no saco voluntad para hacer casi nada debido al calor sofocante que hace por aquí abajo y que es la razón de que la semana pasada no hubiese post-it! ni me ponga aún con las reseñas que tengo pendientes.

¿Vosotros cómo lleváis el verano? ¿Os acompaña el clima y el tiempo libre para leer?



*****

La cita:

Pero adónde viajaba la niña al momento de acercar la concha, de eso no estaba muy segura. Porque viajaba, por supuesto. Todos podemos viajar si cerramos los ojos y dejamos de ver y oír lo que nos rodea.


lunes, 11 de julio de 2016

Post-it! #114


La Pregunta:

¿Cuál es el libro que menos has tardado en leer? ¿Y el que más?

Pregunta difícil dónde las haya, más que nada porque mi memoria ya no es lo que era y tal y como os contaba en el prólogo empecé a apuntar lecturas en goodreads a raiz de tener el kindle, por lo cual como comprenderéis no tengo forma de saber cuánto he tardado en leer un libro.

Si que tengo una anécdota con cierto manuscrito *guiño, guiño* que de aquella era sólo un extracto de los primeros capítulos que ocupaba unas 700 páginas y que leí en una noche.

La verdad es que sí que recuerdo algunos libros que los he leído en uno o dos días. Algunos del tirón y otros en dos o tres sesiones de lectura.

Goodreads me chiva que son alrededor de 40; claro que ahí están contabilizados los relatos cortos o las antologías que suelen leerse rapidito. También tengo alguno "más gordito" que lo he leído en el mismo periodo de timpo, como pueda ser Forastera con sus 704 páginas, El brillo de las luciérnagas con más de 350, Orgullo y Prejuicio con más de 500, Dangerous to Know & Love con casi 400, El dragón de Su Majestad con 352, Ready Player One con 464… creo que con eso os hacéis una idea (me da igual el número de páginas, si me engancha y me lo puedo permitir me los devoro de una o dos sentadas); si no bichead en mi estantería de leídos en goodreads, os doy permiso.

Por contra el libro que más he tardado en leer… la verdad que también es difícil, pero alguna que otra vez ya me ha pasado ir arrastrando un libro mes tras mes. Los motivos suelen ser que o bien lo dejo congelado mientras leo otros y luego vuelvo a él, como me pasó con Hombres buenos, o bien que no tengo tiempo o ganas de leer y por eso no avanzo apenas. Aún así no suelo dejar un libro colgado más de un mes o mes y poco. Pocas son las excepciones, pero las tengo; por ejemplo con Neuromante estuve del 24 de agosto al 17 de octubre, pero como digo la mayoría de lecturas "lentas" no suele superar el mes y una semana como mucho.
Y en esto tampoco me dejo influir por el número de páginas, me da igual si el libro tiene 200 o más de 1000. El número de páginas para mi ni es un aliciente ni algo que me mortifique si tardo mucho en leer un libro.

En fin, ¿vosotros "medís" el tiempo que tardáis en leer un libro? ¿Recordáis haber tardado siglos en leer un libro "finito" o haberos "bebido" un "tocho"? ¡Quiero saber nombres! Así que dejádme los títulos en los comentarios. ¡Nos leemos! ^^


*****

La cita:

Mira a tu alrededor. «Siempre» es mucho tiempo. Pero el chico sabía lo que él sabía. Que siempre es un abrir y cerrar de ojos.

La carretera (Cormac McCarthy)

lunes, 4 de julio de 2016

Post-it! #113


La Pregunta:

¿En qué momento te sientes más animada para leer?

He querido traer hoy esta pregunta para intentar explicar de paso porqué tanto el blog como mis lecturas están bastante paradas este año. Como bien dije en la entrada dedicada a los propósitos lectores de 2016 quise bajar el reto de goodreads teniendo en mente que iba a haber algunos asuntos que no dependen de mi que me iban a condicionar tanto el tiempo como el humor para ponerme a leer y reseñar. Habiendo pasado ya medio año -que se dice pronto- me temo que mis expectativas fueron demasiado optimistas al marcarme 30 libros para leer. Y es que este año apenas estoy leyendo nada, y básicamente eso es lo que me ha tenido apartada dos semanas del blog en las que ni siquiera he escrito un post-it!, y mejor ni miro desde hace cuánto no publico una reseña porque seguro que me hecho a llorar.

Que esa es otra, también me está influyendo el haber "fallado" con mis propósitos para ponerme a reseñar como una loca, ya que lo siento como un deber y eso me estresa más. Así que voy a intentar cambiar el enfoque a la vez que intento ponerme al día con las lecturas y reseñas que tengo pendientes. No quiero que esto suene a excusa, es más bien una pequeña explicación que siento que también os debo a vosotros. Pero bueno C'est la vie.  No quería dejar pasar otra semana más sin escribir nada y aún así me ha costado encontrar la pregunta una barbaridad. Y para no desviarme mucho del tema vamos con la respuesta.

En verdad no tengo un momento del año en la que prefiera leer; tal vez de joven prefería el verano, que es cuando podía quedarme hasta tarde leyendo y podía hacer maratones de lectura, leer libros "tochos" y recrearme en la relectura anual de El perfume, pero ahora lo cierto es que no tengo una época preferida. Tanto me da el verano que el invierno, y la verdad es que mirando los recuentos de otros años veo que la cosa baila mucho de año en año y hay años que leo más en primavera o verano e incluso en invierno.

En cuanto a momentos del día también he variado mucho. De joven me encantaba leer por la noche, y aunque ahora también es una de las cosas que más me gusta mis problemas de insomnio han hecho que tenga el hábito casi completamente abandonado y lea más por la tarde.
Suena contradictorio, ¿verdad? A mi también, pero tiene una explicación muy sencilla. Cuando duermo poco y mal me da reparo ponerme a leer porque tengo el cerebro como dormido, pero cuando llega la noche no quiero ponerme a leer por si me desvelo. El caso es que termino dando mil vueltas en la cama pensando en que debería estar durmiendo en vez de dejarlo por imposible y encender la lamparita y ponerme a leer. Llámalo sensación de culpabilidad o como quieras, el caso es que me da como "cosa".

Resumiendo, la mejor época para leer es en la que estás tranquila y con tiempo y no tienes preocupaciones; y tal y como preveía este año tampoco iba a ser bueno para eso. Y no me entendáis mal, no me apena tanto el no leer o reseñar si no las circunstancias que me mantienen alejada de esto.
Por tanto, una última palabra dedicada a los autores y editoriales con los que tengo algo pendiente. Tardará más o menos, pero si me he comprometido con vosotros, cumpliré. Y para el resto de mis lectores, gracias una vez más por seguir a las duras y a las maduras.  Gracias por leerme y por interesaros por mi humilde opinión.
Como siempre, la pelota está ahora en vuestro tejado, decidme en los comentarios si tenéis una época o un momento preferido para leer.

*****

La cita:

Naturalmente, me aseguraré de que el mensaje llegue al Castillo; pero estas cosas requieren tiempo, y el tiempo puede no estar de nuestra parte.

El proscrito (Louise Cooper)