lunes, 9 de mayo de 2016

Post-it! #108 Clásico adaptado al público juvenil: Una respuesta

Clásico adaptado al público juvenil: Una respuesta


Esta semana Cristina, de ars longa, vita brevis publicaba un texto para el blog de boolino titulado: Clásico adaptado al público juvenil. Es cierto que Cristina tiene otro debate activo en su blog también muy interesante, y también -en principio- mucho más polémico y que os recomiendo mucho leer llamado Booktube es nuestro salvador.

Pero sea cómo fuere me ha parecido/apetecido más entrar a exponer mi punto de vista con el primero.

Cristina defiende la adaptación de los "clásicos", sin embargo yo, no lo tengo tan claro, y lo mismo que veo las ventajas que expone en su artículo también veo puntos un poco más oscuros.

Veréis creo que nadie está en contra de acercar y promover la literatura (sobre todo entre los más jóvenes), y creo que la gran mayoría vemos que el mayor fallo que tienen los programas educativos es de acercar los clásicos como si fuesen cucharadas de puré de acelgas a un bebé que ha decidido que ya no quiere comer más. Si, los clásicos son importantes y en muchos casos hay que tener un contexto histórico y social para entenderlos, pero no creo que la mejor forma de presentarlos sea ni mediante lecturas obligatorias ni mediante las adaptaciones. Con una salvedad; me explico.

A priori el tema de las adaptaciones me causa rechazo por varios motivos, el primero es que ya se acusa una fuerte pérdida de léxico como para encima andar "mutilando" los textos y dejarlos reducidos a algo facilón rápidamente digerible. Porque si bien hay mucha literatura que es así y no tengo nada en contra de ello, en este caso me sabe fatal, tanto por que arremete contra la intencionalidad y la lírica del autor, del porqué eligió esas palabras y no otras, y porque creo que esta práctica es un mal parche, que redunda en el detrimento del léxico y el aumento de la falta de cultura general.
No, hoy en día no "me trago" que no se lean clásicos por la dificultad del texto (a excepción de textos "en medieval antiguo") y menos con la facilidad que tenemos de acudir a la información de forma casi instantánea. Llámalo google, wikipedia, diccionario integrado en el ereader o la tablet o el diccionario normal de toda la vida.

Así que para mi los jóvenes no tienen excusa para no leer clásicos. Como digo otra cosa es que los planes de estudio no los sepan tratar de forma adecuada seleccionando mejor las lecturas en base a hábitos, gustos y edad.

A decir verdad la primera vez que me di cuenta de que había leído un clásico adaptado se me cayó el mundo al suelo.  No me acuerdo de la edad que tendría, pero creo que fue entre los 14 y los 16 años, y elegí para leer Ivanhoe de una lista de lecturas para hacer un trabajo aprovechando que lo había visto por casa. Después de leerlo y hacer el trabajo me dí cuenta de lo que tenía era una versión adaptada y reducida, y me sentó terriblemente mal. En primer lugar me sentí estafada. Nunca antes vi un libro incompleto, y es algo con lo que hoy en día no puedo, ver cómo recortan frases, párrafos o capítulos a la hora de traer un libro traducido me pone enferma. ¿Qué mas pasaba en la historia que no me habían contado? En segundo lugar me sentí como si hubiese hecho trampas a la hora de hacer el trabajo. A partir de ese día aprendí a fijarme mejor en los libros y ver si realmente "están bien" antes de abrirlos. Y desgraciadamente no sirve la excusa de que eran otros tiempos, porque si; hay muchos clásicos mutilados (ya sea como adaptación o porque la editorial/traductor nos estafa) pero se sigue haciendo. Pero no me quiero desviar más del tema…

Lo que si veo bien, es hacer adaptaciones infantiles en forma de cuentos o reciclando a los personajes integrándolos en la cultura popular. Que a los niños les suenen los personajes y las tramas, que estén familiarizados con ellos de forma casi subconsciente para que luego al presentarlos en su juventud o madurez tal y como son los reconozcan y los aprecien.
Si, sigue siendo una adaptación, y por tanto un engaño. Y tal vez los niños que crezcan con esos cuentos se sientan engañados cuando conozcan el resto de la obra, no lo sé. Pero de entrada la forma en cierta manera tan distorsionada de presentarlos hace que sepas que no hay engaño en ello.

En cierta forma y tal como leí una vez no recuerdo dónde y parafraseando, es que los clásicos tratan cuestiones fundamentales de la Humanidad, y como tal sus personajes y sus tramas son "carne de remake". Son puntos comunes de encuentro entre los humanos de cualquier parte del mundo y de cualquier época, por lo cual sus adaptaciones están a la orden del día.

¿Cómo veis vosotros el tema? ¿Estáis a favor o en contra de la adaptación de los textos clásicos?


*****

La cita:

Pero también es verdad que aquéllos eran tiempos oscuros en los que un hombre sabio debía pensar cosas que se contradecían entre sí.

El nombre de la Rosa (Umberto Eco)

6 comentarios :

  1. ¡Hola! Ya sabes que yo estoy encantada de saber tu opinión, más faltaría :)

    En cuanto al tema, ya sabes que defiendo las adaptaciones, hasta cierto punto. Yo he leído clásicos adaptados y sus correspondientes originales y la verdad es que hay algunos que son intragables a menos que los adaptes (Como, por ejemplo, el Cid). En cambio, la Celestina se puede leer muy bien en su "versión original" y es bastate divertido. Todo depende del clásico que adaptes, evidentemente.

    Por otro lado, coincido contigo en cuanto a que no se deben presentar como lecturas obligatorias. Este es un tema que da mucho de sí, también. Aunque las lecturas obligatorias han cambiado mucho estos años, la verdad. Ahora he visto que hacen leer El sí de las niñas en Bachillerato y yo hasta hace unos meses nunca lo había leído.

    No obstante, no creo que los jóvenes de hoy en día estén tan tan preparados como para enfrentarse a ciertos clásicos, tanto españoles como extranjeros, sobre todo si queremos que disfruten de su lectura o, como mínimo, que no piensen que es un rollazo. Lamentablemente, no todos los jóvenes creen que leer es algo bueno y si les obligan en clase a leerse un "muermazo" menos aún. No ya por la lengua, sino más bien por el sentido. Quizá el lenguaje de un clásico es claro [o puedes buscar las palabras en google ;)], pero a veces las frases son extremadamente largas o rebuscadas o hay una crítica a algo que hoy no entendemos. Estas son algunas de las cosas que creo que se deben adaptar, sobre todo si no afectan a la trama en sí.

    Personalmente, no creo que una adaptación sea una estafa. Hay alumnos a los que no les interesa para nada la literatura y piensan que es una pérdida de tiempo. A ellos se les atragantaria un clásico totalmente original y quizá con una adaptación podemos hacer que más o menos les guste o, al menos, que no lo aborrezcan. [Mis compañeras de Bachillerato eran todas de la rama científica y pensaban que leer era una tontería -.- ]. Porque aunque a algunos no les llame para nada la atención y se lean la adaptación como si fuera puré a otros les interesará conocer el texto original y quizá irán a buscarlo. Quién sabe.


    En fin, no creo que el de las adaptaciones sea un tema de o blanco o negro. Hay cosas que creo que no importa adaptar porque no se pierde el sentido original del texto y otras que deben ser reproducidas fielmente. También depende del clásico del que se hable, claro.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hay matices ¡muchos! y bueno, creo que el mayor problema lo tenemos gracias a los recortes en educación y a los planes de estudio obsoletos y diseñados por vete a saber quién que cree que es adecuado para un niño la lectura de un clásico con lenguaje farragoso y lleno de modismos y temas que no ha tenido tiempo a ver o que aún no entiende del todo. Como dices, menos mal que eso está cambiando.

      En fin, gracias por dejar aquí tu punto de vista y por haber escrito el artículo que ha dado pie a esta contestación : *

      Eliminar
  2. Hola, estoy totalmente de acuerdo contigo, yo considero que los clásicos nos ayudan a entender la historia muchos de ellos fueron escritos dando una crítica a la sociedad de entonces, que recorten estos clásicos es como no leer el clásico en sí, si nos inculcaran que los clásicos no son aburridos y en el colegio nos ayudarán a entenderlos creo que no nos daría pereza o no les tendríamos miedo a enfrentarnos a un clásico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Mayerly. Yo creo que los clásicos son atractivos de por sí, pero para eso se necesita ser lector. Si tu a un adolescente que ha desarrollado un gusto por la lectura desde niño y no tiene deficiencias en comprensión lectora no creo que el clásico le suponga ningún problema.

      También depende del clásico, por supuesto. No es lo mismo "Hamlet" o "los 3 mosqueteros" o "el conde de Montecristo" que "Guerra y paz" o "Así habló Zaratustra".

      Que ésa es otra; no sé cómo estarán ahora los planes de estudio, pero en mi época abarcaban sólo autores españoles. Olvídate de Dumas, Verne, Doyle o Twain que pueden ser más amenos para los jóvenes.

      Eliminar
  3. ¡Buenas!
    Yo no me posiciono ni a favor ni en contra porque no sé lo suficiente sobre el tema. A nivel personal, sí salto a decir "¡NOOO!" con todas mis fuerzas, pero también creo que es cierto que hay un sector del público que no leería los clásicos por sí mismo y nunca conocería X trama si no fuera por su adaptación (sea en una novela adaptada (que a mí me pasó igual con alguna en el instituto, por cierto, aunque en ese caso era bastante evidente porque eran muy cortas, de esas típicas en inglés para practicar) o en una película, cómic, etc.).

    ¿Acerca otro formato u otra forma de enfocarlo la historia a un cierto sector del público? Desde luego. Sin embargo, hay que hacerlo bien. Para mí es distinto "modernizar" una historia para facilitar su comprensión (ahora recuerdo que no hace mucho, tras dejar "La Ilíada" por parecerme un tostonazo, me comentaron de una adaptación y aunque me resisto... ¿leeré de verdad "La Ilíada" en su formato original algún día?); decía que para mí eso es distinto a simplemente "adaptar" de una forma penosa clásicos hasta el punto de transformar los temas de la moralidad o la justicia, el deseo de crear y saber, la soledad y sus conscuencias, etc. de obras como "El fantasma de la opera" o "Frankenstein" y simplificarlas hasta convertirlas en un romance simplón de los que salen a patadas o una historia de miedo de las que también salen a patadas.

    Está bien adaptar, pero si uno quiere acercar la historia original... ¿de qué sirven las adaptaciones que transforman dichas historias en una novelilla más? Más parece que lo único que se quiere es sacar tajada. Sé que no estás hablando de "adaptar" de esa forma, pero cuando se simplifica algo demasiado, a menudo se acaba quedando uno con un esqueleto sin chicha para el cerebro...

    Por otro lado, lo de los planes de lecturas es para flipar. A mí me gustaba leer y aún así acertaron bien poco conmigo; sólo puedo imaginar la tortura que supondría para aquellos a quienes la lectura ya les resultara pesada de por sí... Por otro lado, ¿está bien bajar el nivel, decir "vamos a ponerlo más fácil"? En parte me parece que es otro bofetón a las letras, porque esto de "pongámoslo más fácil para que lo entiendan" sólo lo veo en este tema. Que sí, el lenguaje está vivo y lo cambian los hablantes, pero eh, ya todos tenemos calculadoras, ¿por qué no pasamos de aprender matemáticas?

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no hemos hablado de "adaptar" del mismo modo que el que tu expones, y ese si que me da pavor! Y también se hace. No hay más que mirar los miles y miles y miles y cientos de miles de "remakes" o "retellings" de las novelas de Jane Austen. Casi todas de género romántico; que sí, que la historia romántica tenía mucho peso para Austen, pero también iba mucho más allá.
      Un placer que pases a comentar, como siempre ^^

      Eliminar

Tu opinión también es importante. No te cortes y exprésate con respeto, da igual lo antigua que sea la publicación. Si tienes algo que decir, házlo! ; )