miércoles, 29 de octubre de 2014

Neuromante (William Gibson)




Título: Neuromante.
Autor: William Gibson.
Páginas: 208.
Género: Ciencia ficción (Cyberpunk).
Saga: Sprawl #01 de 03

¡Hola viajeros del tiempo!


En esta ocasión os voy a hablar de una novela que es el icono de todo un género: el cyberpunk y que tenía pendiente de leer desde hacía varios años.

Para los que no conozcáis el término, el cyberpunk es un subgénero de la ciencia ficción, donde el mundo está -por lo general- superpoblado, más que una forma de gobierno consensuada todas las decisiones las toman las megacorporaciones según sus intereses y las personas viven dependientes de la tecnología medio hibridadas con sus dispositivos o implantes. Todo esto en un ambiente opresivo y decadente en el que la red es un sitio físico más.

Sipnosis:
Premio Hugo 1985 Premio Nebula 1984 Premio Philip K. Dick 1985.

Un futuro invadido por microprocesadores, en el que la información es la materia prima. Vaqueros como Henry Dorrett Case se ganan la vida hurtando información, traspasando defensas electrónicas, bloques tangibles y luminosos, como rascacielos geométricos. En este espeluznante y sombrío futuro la mayor parte del este de Norteamérica es una única y gigantesca ciudad, casi toda Europa un vertedero atómico y Japón una jungla de neón, corruptora y brillante, donde una persona es la suma de sus vicios.

En esta novela acompañamos a Case, un vaquero del ciberespacio que ha tocado fondo después de intentar coger lo que no le correspondía. Al borde de la depresión es contratado por alguien con el misterioso nombre de Armitage que pretende usarlo para encontrar una brecha de seguridad y robar ciertos datos de una de las megacorporaciones más importantes del planeta.

Teóricamente el cyberpunk es un estilo bastante comprensible, pero la cosa cambia cuando te sumerges en la novela. Es una novela que no explica las cosas, entra muy al trapo con una familiaridad que en ocasiones confunde al lector. El inicio es quizá la parte más entendible, pero Neuromante no posee una trama simple, y además eso se complica por lo confuso de algunas situaciones y nombres, ya que no sólo tenemos como referencia el mundo físico sino también el ciberespacio y los viajes espaciales. Además las percepciones de los protagonistas pueden estar alteradas por las drogas, las alucinaciones holográficas y los recuerdos distorsionados y para rematarlo no todo el mundo es quién dice ser en la novela.

Personalmente es una novela que me ha gustado y es un must de la ciencia ficción. También he de decir que conozco el género lo suficiente como para entender su contexto y estar familiarizada con la ambientación, y aún así ha habido partes que me han costado un poco. Por eso, por muy incónica/madre del género no puedo recomendarla para todo el mundo y le pongo sólo dos estrellas.

Eso sí, seguiré con las continuaciones, que aunque según tengo entendido las tres novelas son autoconclusivas y no tienen relación entre sí, si que hay una ligera subtrama que las vincula.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu opinión también es importante. No te cortes y exprésate con respeto, da igual lo antigua que sea la publicación. Si tienes algo que decir, házlo! ; )